jueves, 1 de agosto de 2013

¿MANGERI SE QUIEBRA? DICEN QUE LE PUSO AGUA CON DETERGENTE EN LA NARIZ PARA SABER SI HACIA GLOBITOS…(“)

Parece difícil creer que en una confesión en la celda, haya dicho que no quiso matar a Ángeles, que se acerca al tema de que en realidad la escena del crimen se acerca a la casa de Angeles… y Abre la interrogante ” quien ayudo”. Pero vemos la nota en si:

En las últimas horas, los investigadores del homicidio de la adolescente trabajan sobre una nueva reconstrucción del caso. Diario Veloz te anticipa de qué se trata.

Hace horas, uno de los sabuesos que trabaja en la investigación del asesinato de la adolescente, le dijo a este portal: “Estamos a la espera del resultado de un análisis que nos puede conducir a la reconstrucción definitiva del asesinato de Ángeles Rawson“.
Cuando le preguntamos si se podía saber, sin entorpecer la investigación, de que se trata el análisis científico que esperan con tanta ansiedad, nos respondió la hipótesis sobre la cual se trabaja, y que al parecer habría surgido de un relato que hizo el propio portero en su encierro carcelario. ¿A quién se lo dijo?  ”Eso no lo podemos decir aún, pero si las muestras dan lo que suponemos, al menos avanzaremos sustancialmente en el crimen, y después habrá que resolver la cuestión del encubrimiento y complicidad que tuvo el portero para deshacerse del cuerpo de la niña”.
Lo que se espera encontrar en los análisis de laboratorio de la infortunada Ángeles son restos de detergente en sus fosas nasales.
Y ahí es cuando se nos reconstruye el homicidio cruel en una nueva versión, que coincide al menos en algo que publicó ya DiarioVeloz en su momento.
La historia se cuenta de esta forma.
“Ángeles llegó a su departamento y fue testigo de una escena impropia entre Mangeri y alguien de su círculo íntimo. La niña tuvo un acceso de ira frente al espectáculo aberrante y tomó al portero desde atrás, los rasguños que presenta Mangeri, concuerdan los científicos, fueron realizados desde atrás”.

El nuevo relato continúa así: “Mangeri reaccionó violentamente y con un palo de madera, que podría ser el palo de un escobillón de limpieza, golpeó a la joven en el rostro y esta cayó inconsciente. Mangeri trató de hacerla reaccionar sin saber si estaba desmayada o muerta”.
No podemos –imposible hacerlo-  ponernos en la menta criminal, pero lo que habría surgido de boca del propio portero es que intentó reanimarla echándole unas gotas de detergente en las fosas nasales. O con esa prueba quiso ver si reaccionaba o si estaba muerta ya. Resulta escabroso e incomprensible, pero al parecer este relato salió de boca del propio portero.
La persona que estaba con Mangeri escapó regresando a su lugar de siempre, y ahí el portero habría comenzado a esbozar su plan para desprenderse del cuerpo ya creyendo que Ángeles estaba muerta.
El investigador que nos contó esta nueva hipótesis que dice haber salido de boca del propio imputado,  afirma que esta vez pueden estar frente a la verdadera reconstrucción del horrendo homicidio.
Si el resultado de los análisis de laboratorio confirma la existencia de esos restos de detergente en las fosas nasales de Ángeles Rawson, al menos se daría un paso fundamental en la causa.
Encubrimientos y el resto de las complicidades ya serían parte de la segunda fase de la investigación, pero si Jorge Mangeri habría relatado estas secuencias y la pericia de laboratorio la sustentase con el hallazgo de ese detergente,  quizás también ya resignado podría reconstruir cómo y con quién se deshizo del cadáver.
“¿Se quebró el portero?”, preguntamos.
Los sabuesos esperan que así sea, y si esta punta del ovillo no es parte de una nueva chicana aberrante de las muchas que practican sus defensores,  ahora sólo depende del laboratorio forense que aún estudia los restos de la pobre chica.
Sólo hay que esperar unos días más. El asunto está en manos de los expertos científicos.
Fuente Diario Veloz  Por  Jorge  @boimvaser /  info@boimvaser