miércoles, 4 de septiembre de 2013

Tartus y la 3era Guerra Mundial: ¿Qué esconde Rusia en Siria?

Mucho se cuestiona a USA e Israel por sus intenciones de incursionar en Siria frente al supuesto uso de armas químicas del régimen de Al Asad sobre población civil, algo que algunos en el país del norte sospechan que se trata de una bandera falsa para meter al país en una nueva guerra. Sin embargo, la posición de Rusia con respecto al conflicto tampoco convence del todo: ¿qué es lo que ocultan los rusos en la base de Tartus que tanto se oponen a una intervención internacional?
Tartus alberga una fuente naval de la era soviética y la base de mantenimiento, en virtud de un acuerdo de 1971 con Siria, que todavía está atendida por personal de la Armada rusa. La base fue establecida durante la Guerra Fría para apoyar a la flota de la marina de guerra soviética en el Mar Mediterráneo. Durante la década de 1970, los puntos de apoyo similares se encuentran en Egipto y en Latakia, Siria. En 1977, las bases de apoyo de Egipto, en Alejandría y Mersa Matruh fueron evacuados y los barcos y los bienes fueron transferidos a Tartus, donde se transforma la base de apoyo naval a la 229a División Naval y estuario para buques de apoyo. Siete años más tarde, el punto de apoyo Tartus fue mejorado al punto de Apoyo Logístico 720a.
En 1991, la Unión Soviética colapsó y la flota del Mediterráneo, el 5 º Escuadrón Mediterráneo, que estaba compuesta por naves de la Flota del Norte y la Flota del Mar Negro, dejó de existir. Desde entonces, han habido expediciones ocasionales de buques de la Armada rusa y submarinos al Mar Mediterráneo. La base de apoyo logístico naval en Siria es ahora parte de la Flota del Mar Negro. Se compone de tres muelles flotantes de los cuales sólo uno está en funcionamiento, un taller flotante, instalaciones de almacenamiento, barracones y otras instalaciones.
Desde que Rusia perdonó a Siria las tres cuartas partes de la deuda de US$ 9,6 mil millones y se convirtió en su proveedor de armas principales en el 2006, Rusia y Siria han llevado a cabo conversaciones acerca de permitir a Rusia a desarrollar y ampliar su base naval, por lo que Rusia podría reforzar su presencia naval en el Mediterráneo. En medio del deterioro de las relaciones de Rusia con Occidente, a causa de la guerra de 2008 en Osetia del Sur y los planes de USA de desplegar un escudo antimisiles en Polonia, el presidente Asad aceptó la conversión del puerto en una base de buques de guerra con armas nucleares de caracter permanente en Oriente Medio. Desde 2009, Rusia se encargó de la renovación de la base naval de Tartus y del dragado del puerto para permitir el acceso de sus mayores buques de guerra.
El 8 de septiembre de 2008, diez barcos de guerra rusos atracaron en Tartus. De acuerdo con el comentarista Joseph Farah, la flotilla que se trasladó a Tartus consistió en el crucero Moskva y más tarde cuatro submarinos nucleares. El portavoz de la Armada rusa, Igor Dygalo, dijo dijo que el crucero de propulsión nuclear Pedro el Grande, acompañado de otros tres buques , zarpó de la base de la Flota del Norte de Severomorsk hacia Tartus. Las naves recorrieron cerca de 15.000 millas náuticas (28.000 km) para llevar a cabo maniobras conjuntas con la armada venezolana. Dygalo se negó a comentar las informaciones en el diario Izvestia alegando que los barcos fueron a hacer una escala en el puerto sirio de Tartus en su viaje a Venezuela. Funcionarios rusos dijeron que la base de la era soviética no estaba siendo renovada para servir como un punto de apoyo de una presencia armada rusa permanente en el Mediterráneo.
En 2009, RIA Novosti informó que la base es plenamente operacional en apoyo de operaciones contra la piratería. También apoyaría una presencia naval rusa en el Mediterráneo como base para “misiles guiados cruceros e incluso portaaviones”.
En la red se especula con la posibilidad de que Rusia disponga en Tartus de alguna clase de emplazamiento para lanzar misiles de prueba. Esas especulaciones tienen cabida sobre los avistamientos relativamente recientes de espirales en el cielo israelí, similares a la avistada en Suecia. En la ocasión del avistamiento en el país nórdico, las explicaciones más aceptadas fueron las que relacionaban el fenómeno con el lanzamiento de un misil tipo Bulava.
Como sea, Rusia sin dudas está preocupada por su base naval en territorio sirio y como fruto de eso, envía fuerzas a la zona y alerta (a través de sus medios de comunicación) de la posibilidad de que una incursión militar de occidente en el país de Medio Oriente pueda hacer stallar la Tercera Guerra Mundial.
Buque ruso a Siria
El buque de exploración “Priazóvie”, de la Flota del mar Negro rusa, zarpó de la base de Sevastopol rumbo a las costas de Siria para recoger información sobre la escalada del conflicto armado en el país árabe, reveló hoy a Interfax una fuente diplomático-militar rusa.
“El domingo por la noche “Priazóvie” salió hacia su destino en el Mediterráneo oriental. La tripulación del navío debe cumplir una misión relacionada directamente con su función (de barco de exploración): recoger información operativa en la zona de la escalada del conflicto”, explicó el diplomático.
El buque no se sumará a la flotilla de la Armada rusa que opera de forma permanente en el Mediterráneo, sino que cumplirá una misión ordenada directamente por el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de este país.
El Estado Mayor ruso ya informó la pasada semana que sigue de cerca la evolución de los acontecimientos en la zona del conflicto armado mediante los satélites rusos, los navíos de la flotilla del Mediterráneo y otros medios.
“Tenemos intención de obtener la máxima información posible por el interés de la seguridad nacional de Rusia, analizar minuciosamente las tácticas de los participantes en el posible conflicto y sacar conclusiones de cara al futuro“, explicaron en el Estado Mayor.
La flotilla de la Armada rusa en el Mediterráneo será objeto de una rotación de buques de guerra a principios de este mes de septiembre, como anunció a finales de la pasada semana el Ministerio de Defensa ruso.
Los grandes buques de desembarco “Alexandr Shabalin”, Almirante Nevelskoi” y “Peresvet”, y el patrullero “Neustrashimiy”, ahora en el Mediterráneo oriental, pondrán pronto rumbo a Rusia y serán sustituidos por el destructor “Almirante Panteléyev” y los buques de desembarco “Minsk” y “Novocherkask”.
Siria se prepara para ser atacada en cualquier momento por una alianza militar liderada por Estados Unidos después de que el presidente estadounidense, Barack Obama, anunciara que castigará con una limitada acción armada al régimen del presidente sirio, Bashar Al Asad, por usar armas químicas contra la población civil.
El puerto sirio de Tartus, que acogió una base soviética en tiempos de la Guerra Fría, es actualmente el único centro logístico que posee el Ejercito ruso fueras de las fronteras de su país.
Notas relacionadas:
- Extraña espiral avistada sobre Israel
- Profecías bíblicas: La 3era Guerra Mundial por Siria