martes, 3 de septiembre de 2013

El Gobierno ahora busca echar a LAN de la mayor zona de check in de Aeroparque

La mudanza se produjo hace dos meses. Era provisoria y con la excusa de realizar refacciones. Ahora, se busca que Aerolíneas y Austral se queden con toda la Terminal A

El encuentro entre el viceministro de Economía, Axel Kicillof, y el vicepresidente ejecutivo de Latam Airlines, Ignacio Cueto, había bajado, la semana pasada, los decibeles de la pelea entre el Gobierno y LAN Argentina por el uso del hangar que la empresa utiliza en el Aeroparque Jorge Newbery. El funcionario y el directivo del grupo aerocomercial que controla a la aérea que opera en el país habían llegado a una suerte de entendimiento, y la discusión parecía encaminarse.
Aunque la presunción duró poco. A los filosos twitts que la presidenta Cristina Fernández lanzó durante el fin de semana contra LAN y su par chileno, Sebastián Piñera –ex accionista de la aérea–, ahora el conflicto sumó otro aditivo referido al futuro de los mostradores de check in que LAN usaba en Aeroparque. En el mercado aseguran que la empresa no recuperará el espacio que tenía hasta hace dos meses en la Terminal A del Aeroparque. Esos centros de atención a sus pasajeros fueron removidos desde la zona que compartía con Aerolíneas Argentinas y Austral, hacia la Terminal “B”, donde ahora comparte los trabajos con líneas aéreas de menor porte.
En principio, estos movimientos se habían determinado para permitir los trabajos de remodelación que se realizan en el Jorge Newbery, tras lo cual LAN Argentina recuperaría sus superficie original. Sin embargo, la embestida oficial contra la empresa también llegaría hasta aquí. El fin de las obras está previsto para antes de fin de año.
“Hasta ahora, desde lo formal, nadie dijo absolutamente nada. Pero desde hace ya varios días que se prevé que LAN perderá esa ubicación; es parte de los privilegios que tanto afirma el Gobierno que tiene la compañía”, sostuvieron a El Cronista las fuentes consultadas.
Tanto en Aeropuertos Argentina 2000 –operador del aeroparque porteño– como en LAN Argentina dijeron no tener información oficial al respecto.
La idea de modificar los puestos de ckeck-in surgió de la propia Cámara de Compañías Aéreas (Jurca), y fue elevada a los organismos oficiales. Allí, se contemplaba la iniciativa de achicar la superficie de cada centro de atención, de modo de ampliar la capacidad.
La propuesta fue tomada, pero ahora se le aplicaría una modificación, que dejaría a LAN Argentina fuera de la terminal principal del Jorge Newbery.
“Nadie se atreve a afirmarlo, pero todos los caminos conducen hacia un mismo objetivo. Esto no sería más que un nuevo paso en la búsqueda por complicar a LAN”, precisaron las fuentes.
De concretarse, el 100% de la Terminal A quedaría habilitado para que sea utilizado en forma exclusiva por Aerolíneas Argentinas y Austral.
Mientras tanto, el sábado se dio un hecho particular dado el clima de tensión. Aerolíneas Argentinas debió pedirle a la firma de capitales chilenos que se hiciera cargo del traslado de pasajeros que había contratado los servicios de la línea aérea de bandera.
Los inconvenientes se dieron con un vuelo que partía de Buenos Aires hacia Bariloche, pero que fue cancelado. Así, la mitad del pasaje fue trasladado por LAN Argentina. La situación se repitió luego con un avión que debía salir hacia Bahía Blanca.