lunes, 24 de junio de 2013

Tristeza: murió Luz Milagros

La bebita chaqueña de 14 meses, que había sido dada muerta en abril del año pasado y que en las últimas horas tuvo un paro cardíaco, falleció por una "falla multiorgánica y coagulación intravascular diseminada, que luego derivó en shock y posterior muerte" en un hospital de Rosario, donde estaba internada.


La beba chaqueña dada por muerta al nacer, Luz Milagros Verón Boutet, falleció este domingo pasado el mediodía tras sufrir un paro cardiorrespiratorio en el hospital de Niños “Vilela” de Rosario
La nena tuvo "una falla multiorgánica que derivó luego en su muerte, a las 13.05 horas. Su cuerpo por estas horas permanece en el Hospital Provincial, pero sus familiares ya se están encargando del traslado y de sus exequias", confirmó en forma escueta el director del nosocomio, Pietro Belletich.
El profesional dijo que Luz Milagros ingresó el sábado a ese centro de salud tras ser reanimada de un paro cardíaco en el Hospital de Niños "Víctor J Vilela", también de Rosario.
La beba había nacido el 3 de abril del año pasado en Resistencia (Chaco) y los médicos la dieron por muerta. Pero su madre, Analía Boutet, la encontró viva 12 horas más tarde en la morgue del hospital.
Luz Milagros estaba con su madre visitando unos parientes en la zona oeste de Rosario, sufrió un paro y fue internada de urgencia en el hospital Vilela, donde la reanimaron pero debido a la complicaciones la derivaron al Hospital Provincial.
Luz Milagros estaba con su madre visitando unos parientes en la zona oeste de Rosario, sufrió un paro y fue internada de urgencia en el hospital Vilela "En realidad la nena entró al hospital con un paro cardiorrespiratorio, con una falla multiorgánica y padeciendo múltiples complicaciones de muy mal pronóstico", comentó el secretario municipal de Salud, Leonardo Caruana, y precisó que tuvo además "coagulación intravascular diseminada, que luego derivó en shock y posterior muerte".
La nena y su madre habían viajado a Rosario como parte de una campaña para recaudar fondos para concretar un viaje a China, donde buscaba comenzar un tratamiento con células madre.
El sábado, tras conocerse el percance de salud de la beba, su mamá escribió en Facebook: "gente, les suplico hoy más que nunca. Nuestra reina Luz Milagros Verón Boutet sufrió un paro cardíaco. Está con respirador y bajas pulsaciones".
"Ayúdenme, estoy muy mal.. necesita cadena de oración urgente. Unámonos todos por el amor de Dios", decía el mensaje.

La encargada del área de atención y Ayuda Social de la gobernación chaqueña, Mariela Guerra, quien viajó a Rosario una vez conocida la noticia, dijo que Boutet "no tenía autorización médica para realizar ese viaje con Luz Milagros".
La nena había nacido en forma prematura, con seis meses de gestación, el 3 de abril del año pasado en el hospital Julio Perrando de la capital chaqueña, donde la dieron por muerta. Pero sus padres la rescataron de la morgue, donde estuvo doce horas, y la historia conmovió al país.
"Recuerdo que nos dirigimos a la morgue con mi esposo y unos familiares, y al llegar al cajoncito, tras abrirlo y correr la tela vegetal con la que estaba tapada, Luz empezó a llorar", relató entonces la mamá, que pese a la dramática situación dijo que ese día era el más feliz de su vida.
La familia Verón Boutet profesa una profunda fe religiosa en el proyecto evangélico "Invasión de amor" y con esas convicciones Analía interpretó el caso de su hija como "una obra de Dios, ya que Él la sacó de la morgue para que se quede en la tierra".
Durante sus catorce meses de vida la beba sufrió una neumonía, una hemorragia estomacal y un paro cardíaco, por lo que la derivaron a Buenos Aires.
Estuvo diez semanas internada en el Hospital Italiano, donde los médicos determinaron que sólo le funcionaba 10 por ciento de su cerebro, como consecuencia de un grave daño neurológico.
Ya de vuelta en Resistencia y tras permanecer dos semanas en el hospital pediátrico recién pudo ir con sus padres y sus cuatro hermanos a su hogar, que el gobierno provincial hizo remodelar totalmente para adecuarlo a la atención que requería.
Las autoridades locales también gestionaron para la familia un aparato VC3 de oxigenoterapia, que puede funcionar como un simple respirador artificial pero también mezcla el oxígeno con la droga que requiere el paciente.
La salud de Luz Milagros se había estabilizado y la familia estaba esperanzada en su recuperación, por lo que había abierto una cuenta bancaria para juntar fondos y llevarla a China para hacer un tratamiento con células madre.
Télam