sábado, 13 de julio de 2013

Nueva avanzada del Gobierno para intervenir el Grupo Clarín

La Comisión Nacional de Valores declaró irregular la última asamblea, en la que participaron Moreno y Kicillof.

En una nueva avanzada del Gobierno contra el Grupo Clarín, la Comisión Nacional de Valores (CNV) declaró ayer la “irregularidad e ineficacia” de las decisiones adoptadas en la asamblea de accionistas del grupo del 25 de abril, en la que irrumpieron el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, el viceministro de Economía, Axel Kicillof, y los titulares de la SIGEN y la CNV, Daniel Reposo y Alejandro Vanoli.
El Grupo Clarín aseguró en un comunicado que emitió ayer, que esos funcionarios “irrumpieron sin previo aviso” en la Asamblea de la compañía, “con el inocultable fin de preparar el terreno para una acción administrativa posterior, en el marco de la polémica ley de mercado de capitales aprobada a instancias del kirchnerismo. Esto fue alertado en la misma asamblea por los representantes del Grupo Clarín.
Todo el desarrollo de esa asamblea estuvo plagado de chicanas, amenazas y disparates, que hoy aparecen en la resolución de Vanoli como excusas para justificar una medida claramente arbitraria y persecutoria”.
La CNV dictó la resolución de ayer porque consideró que no se respetaron los derechos de las minorías, ya que ANSeS detenta el 9% del Grupo Clarín, como herencia de las acciones que tenían las AFJP. El organismo que maneja Vanoli –un funcionario designado en ese cargo luego de que el anterior se negara a actuar contra Papel Prensa– mencionó una serie de causas formales, como que tres directores no estuvieran presentes, la activa participación de la asesora legal y que no se le respondió a la ANSeS ciertos cuestionamientos.
El Grupo Clarín desmintió tales falencias. Sostuvo que la presencia de la asesora legal fue absolutamente legítima, que las ausencias fueron justificadas y que no hubo falta de información alguna.
La medida que tomó la CNV se hizo casi en simultáneo con una denuncia judicial que presentaron ayer Moreno y Kicillof, por “vulnerar los derechos de la minoría”.
Además, Kicillof designó el día anterior a Moreno como representante del Estado en todas las asambleas que realice el Grupo Clarín y en todas las acciones judiciales y administrativas que realice el Gobierno contra la compañía.
En un comunicado que difundió ayer el Grupo Clarín señaló que todas estas decisiones “son parte de la misma estrategia”. “En sólo 48 horas, y luego de varios episodios protagonizados por Guillermo Moreno –entre ellos nuevos ataques a periodistas, una indagatoria judicial y una querella penal por el cepo publicitario–, el Gobierno decidió redoblar la apuesta en su avanzada contra el Grupo Clarín, confirmando que su plan de intervención sobre la compañía, lejos de estar sepultado, sigue avanzando en la burocracia estatal”.
Es que en noviembre del año pasado el Gobierno modificó la ley del mercado de capitales, para permitir que la CNV pueda intervenir las empresas si considera que fueron vulnerados los derechos de las minorías, tal como sostiene la denuncia de Moreno y Kicillof, así como la Resolución de la CNV.
En su nuevo artículo 20, se permite a la CNV i ntervenir y designar veedores con capacidad de veto por hasta 180 días, sin que esa decisión pueda recurrirse ante la Justicia, con la obvia finalidad de acabar con la independencia editorial de medios como diario Clarín, Canal 13, TN o Radio Mitre.