lunes, 15 de julio de 2013

Expectativa oficial por la causa holdouts: "Será un precedente histórico"

Héctor Timerman recordó que ya "la administración de Obama hizo presentaciones" para respaldar la postura argentina en el juicio contra los acreedores que no entraron al canje.

Luego de que trascendiera la chance de que el gobierno norteamericano se presente en la causa contra los holdouts para respaldar la postura argentina, Héctor Timerman reconoció que es una posibilidad que no puede descartarse debido a que "la administración de Obama ya hizo presentaciones" en la misma línea.
En ese sentido, el canciller recordó que el juicio que enfrenta al Estado argentino con los tenedores de bonos que no ingresaron al canje de deuda "va a sentar precedentes históricos", debido a que un fallo adverso a la postura nacional "sentaría un problema de soberanía de los países".
"¿Cómo puede ser que se ayude a fondos que han comprado bonos defaulteados con el objetivo de atacar una nación y doblegarla para que pague una cifra que no puede pagar? Estos fondos buitres se instalan en paraísos fiscales y utilizan los sistemas judiciales de otros países para sus fines", advirtió el ministro de Relaciones Exteriores, en diálogo con Radio Nacional.
A modo de ejemplo, Timerman recordó: "El propio Obama, en un discurso frente a las dos cámaras del Congreso, habló sobre estas guaridas fiscales y dio el ejemplo que siempre usamos: hay un edificio en la isla Caimán donde hay doce mil empresas registradas". "Son todas empresas fantasmas que la utilizan para actuar en distintas jurisdicciones internacionales", remarcó.
"No tienen ningún tipo de límite", evaluó, al tiempo que recordó el caso Kenneth B. Dart, titular del fondo EM Limited, quien "renunció a la ciudadanía norteamericana y tiene su base en una guarida fiscal, pero utiliza el sistema judicial norteamericano para atacar a nuestro país".
La semana pasada un nuevo fallo de la Justicia norteamericana se conoció sobre la situación, aunque desde el gobierno nacional le restaron importancia, a la espera de la sentencia definitiva. "Fue un secretario administrativo que simplemente dijo que como la cuestión de fondo está en la Corte, todas las apelaciones se dieron de baja; una cuestión estrictamente administrativa, es un emprolijamiento del expediente, en nada modifica la situación", señaló el ministro de Economía, Hernán Lorenzino.