miércoles, 7 de agosto de 2013

La defensa de Mangeri insiste en que la causa tiene irregularidades

"Ojo que el día que Mangeri declare van a quedar expuestas todas las irregularidades que tiene esta causa", dijo Marcelo Biondi, codefensor del encargado junto a Miguel Angel Pierri.


La defensa del portero Jorge Mangeri, detenido por el crimen de Angeles Rawson, insistió hoy en las sospechas sobre las pericias de ADN que ya comprometieron al acusado, y planteó que la causa está "repleta de irregularidades".
"Ojo que el día que Mangeri declare van a quedar expuestas todas las irregularidades que tiene esta causa", dijo Marcelo Biondi, codefensor del encargado.
Incluso, el abogado afirmó que no se encontró ADN de Mangeri en la soga con la que se ató a la victima y sostuvo que le llama la atención la demora en las pericias hechas en el sótano del edificio y en el baúl del auto del imputado.
"A esta altura puede aparecer sangre de Mangeri, cualquier cosa...", afirmó Biondi en diálogo con el canal de noticias C5N.
Angeles Rawson desapareció en la mañana del 10 de junio pasado cuando regresaba a su casa, en Ravignani 2360 del barrio porteño de Palermo.
Volvía de su clase de gimnasia y fue registrada a metros del edificio, pero a la vivienda nunca entró y su paradero fue un misterio hasta la mañana del 11 de junio, cuando su cadáver fue encontrado en el predio de la CEAMSE de José León Suárez.
En la madrugada del 15 de junio, en una declaración testimonial, el portero Mangeri afirmó "fui yo", a raíz de lo cual quedó inmediatamente detenido. Después de ello no volvió a declarar y su familia clamó su inocencia.
Sin embargo, el juez Javier Ríos decidió procesarlo después de que rastros de ADN de Mangeri fueran encontrados bajo las uñas de la víctima, una situación que fue interpretada como un acto de defensa, máxime teniendo en cuenta que el acusado mostraba lesiones en distintas partes del cuerpo, incluida la ingle.
Mientras la defensa espera la apelación al procesamiento en la Cámara del Crimen, en una audiencia que habrá el 29 de agosto, el juez Ríos recibió el viernes pasado una serie de peritajes complementarios, en donde se encontró un pelo que correspondería a Mangeri en la soga con la que se ató el cuerpo.