domingo, 4 de agosto de 2013

'En la corrupción, este gobierno no tiene nada que envidiarle al menemismo'

Infobae reunió a los candidatos nacionales de las principales agrupaciones de izquierda. Compartieron sus propuestas legislativas y sus opiniones acerca del acuerdo con Chevron, el caso Jaime, y la posible "re-re".

Como parte de su extensa cobertura de la campaña de las elecciones que definirán el mapa político argentino, Infobae invitó a dialogar a varios de los principales dirigentes que compiten para que la izquierda tenga una banca en el próximo Congreso.
Alejandro Bodart y Enrique Viale por Nueva Izquierda, Itai Hagman de Camino Popular, y Myriam Bregman junto a Gabriel Solano en representación del Frente de Izquierda, estuvieron en nuestra redacción y compartieron sus propuestas electorales, además de analizar diferentes temas de actualidad como el acuerdo entre YPF y Chevron y los casos de corrupción vinculados al gobierno kirchnerista.
Pese al fracaso del intento por lograr un frente común entre las distintas agrupaciones para las inminentes PASO, los candidatos exhibieron varias coincidencias programáticas, entre ellas la necesidad de implementar el 82% móvil a los jubilados -ley vetada por la Presidente a fines de 2010- y la eliminación de la carga tributaria a los trabajadores.
"Es interesante ver cómo (Sergio) Massa toma demagógicamente ahora el tema, y también el kirchnerismo, pero nadie hizo nada. Hoy, 3 millones de trabajadores están pagando el impuesto al salario. Nosotros planteamos su eliminación directa, y lo hicimos antes de la campaña electoral", afirmó Gustavo Solano, candidato a diputado del Frente de Izquierda por la Ciudad de Buenos Aires.
Para Solano, los políticos que hablan del impuesto a las Ganancias podrían eliminarlo -o subir el mínimo no imponible- ya mismo si quisieran, al contar con mayoría en el Congreso, "pero esto no ocurre porque se permite que los grandes capitalistas evadan mientras los trabajadores cargan con la parte impositiva más fuerte".
En un mismo sentido se manifestó el primer candidato a diputado de Camino Popular, Itai Hagman, quien abogó por la necesidad de una reforma tributaria progresiva y cuestionó el actual sistema económico, aunque reconoció logros de la actual gestión.
"Nuestras preocupaciones tienen que ver con la matriz productiva que tiene la Argentina. Si bien creemos que estamos en una situacion distinta a los años 90, después de diez años de crecimiento todavía tenemos una economía totalmente concentrada, donde hay un puñado de empresas que manejan sectores claves, y absolutmamente extranjerizada, en la que de las 500 empresas mas grandes del pais, 2/3 son extranjeras", sostuvo el economista que acompaña a Claudio Lozano en su boleta, quien también mencionó la legalización del aborto y del consumo de marihuana como otros temas por los que su espacio político peleará en el Congreso.
En tanto, Alejandro Bodart, postulante al Senado de la Nueva Izquierda por la Ciudad, se refirió a sus propuestas apelando a su lema de campaña, "la izquierda tricolor".
"Nosotros tenemos tres banderas, ligadas a colores, y cada uno de estos colores tiene que ver con causas: el rojo, porque defendemos una serie de derechos sociales; el verde, una serie de derechos ambientales; y el violeta, ligado a la defensa de la igualdad y los derechos de genero", explicó el dirigente cordobés.
Su compañero de fórmula, el candidato a diputado Enrique Viale, las preocupaciones ambientales a la propuesta del espacio político y afirmó: "Nosotros estamos promoviendo un cambio de relación con la naturaleza, y nos parece que son las mismas causas estructurales las que provocan el deterioro social y el deterioro ambiental. Y sin justicia ambiental no hay justicia social".
"En la cordillera manda la Barrick, en el campo, Monsanto, y ahora en el subsuelo Chevron", puntualizó el dirigente que se postula como el primer "eco-diputado".
Precisamente, las duras críticas al acuerdo entre YPF con Chevron fueron otro de los puntos en común entre los candidatos, que cuestionaron la concesión otorgada por el gobierno kirchnerista a la multinacional norteamericana y su impacto contaminante.
Otro de los principales temas de la campaña, los casos de corrupción vinculados a funcionarios del gobierno, también fue debatido.
Myriam Bregman, quien va por una banca en el Senado por la provincia de Buenos Aires como parte del Frente de Izquierda, aludió al caso del ex profugado secretario de Transporte, Ricardo Jaime, acusado de varios delitos de corrupción, y compartió su propia experiencia con el ex funcionario.
"Yo tuve oportunidad, representando a los trabajadores de LAN, de participar de muchas reuniones en el Ministerio de Trabajo, donde Jaime llegaba con anillos de oro y ropa carísima. Para los trabajadores que estaban en conflicto, prácticamente en la calle, encontrarse con funcionarios que llegaban con esa ostentacion y hacían gala de lujos, era revivir la foto del menemismo", recordó la abogada.
Y concluyó: "A pesar de que por arriba se cambia el discurso, Jaime saca a la luz que todo el sistema de contrataciones públicas en los últimos tiempos es una metodología para beneficiar a los empresarios amigos y enriquecer a los funcionarios, llegando al caso extremo del transporte. Porque la masacre de Once, el crimen social de Castelar, demostraron en qué termina eso cuando se beneficia a los empresarios y se roban los subsidios.
Textuales:
Gabriel Solano (Frente de Izquierda): "Nuestra postura es que los recursos naturales, el petróleo y el gas en primer lugar, deben estar en manos públicas, deben ser explotados por el Estado bajo control de los trabajadores. De no ocurrir eso, vamos hacia una crisis ambiental, porque la metodología que se quiere utilizar en Vaca Muerta es una metodología prohibida en muchos países, el fracking, porque es altamente contaminente".
Itai Hagman (Camino Popular): "El tema de la posibilidad de una nueva reelección de Cristina Kirchner se instala para quitar los temas de fondo que hay que debatir en estas elecciones. Quienes plantean si Cristina se va a eternizar en el poder versus los que hablan de ponerle un freno para defender la república lo que hacen es evitar pensar cómo hacemos para utilizar las riquezas que tiene nuestro país para realizar una transformación y un proceso de desarrollo económico verdaderamente inclusivo. Para nosotros, el debate pasa por ahí.
Enrique Viale (Nueva Izquierda): "Hay mucha hipocresía en la discusión de una posible reforma de la Constitución por parte de la oposición. Hay decenas, centenares, de intendentes radicales que están eternamente en el poder con reelecciones indefinidas, incluso en la Cámara de Senadores o Diputados que renuevan su mandato. Si esto es correcto, es una discusión que también debería darse"
Myriam Bregman (Frente de Izquierda): "A pesar de que este gobierno se dotó de un relato, demostró en el terreno de la corrupción desde el Estado que no es distinto a los anteriores. No tiene nada que envidiarle al menemismo y a todos los que compraban leyes como el gobierno de la Alianza. Compiten cabeza a cabeza por los peores casos de corrupción".
Alejandro Bodart (Nueva Izquierda): "Todavía luego de haber recuperado los aportes que estaban en manos privadas, que para nosotros fue algo muy importante, los dineros no han ido para recuperar los ingresos de los jubilados, y hoy el 80% cobra la mínima. Si un jubilado no tiene un familiar que lo ayude, no tiene cómo llegar a fin de mes. Es un indigente, prácticamente".