sábado, 10 de agosto de 2013

El misterioso asesinato de un defensor oficial

Pensaron que había muerto al chocar contra un árbol pero lo ejecutaron de un tiro.

Le disparó y se fue. La camioneta se estrelló contra un árbol. La vaina de una pistola 9 milímetros apareció en el interior del vehículo. Un abogado reconocido en Mendoza es la víctima fatal. La principal hipótesis habla de un intento de robo, aunque Marcos Marcelo Derpich tenía todas sus pertenencias.
“Estamos tratando de determinar la distancia desde la que se produjo el disparo y ver bajo qué circunstancias. Es todo un rompecabezas. No hay ninguna hipótesis en concreto. Solamente las pericias nos van arrojar luz”, informó a la prensa local el jefe de la Policía de Mendoza, Angel Fozzatti, mientras la policía realizaba anoche peritajes en la zona. Por su parte, el ministro de Seguridad de Mendoza, Carlos Aranda, confirmó que en su camioneta se encontró una vaina servida calibre 9 milímetros.
El hallazgo de una vaina en la parte trasera derecha del interior de la camioneta Suzuki Grand Vitara J3 es la prueba que centra a los investigadores en creer que el disparo se realizó desde dentro del vehículo. Los vidrios no estaban rotos. Sin embargo, el fiscal a cargo de la investigación, Horacio Cadile, informó a la prensa que el disparo pudo haberse realizado “desde adentro o desde afuera” del vehículo ya que, según consideró, el hecho de haber encontrado la vaina en el interior de la camioneta no determina el lugar desde el cual se habría disparado. “Estamos en plena investigación”, remarcó.
“Una persona que llama y da cuenta de un accidente manifestó que cuando él llega al semáforo la camioneta estaba detenida. Luego ve que se cierra una de las puertas y que habría salido caminando una persona”, explicó Aranda. “Están todas las hipótesis abiertas, a medida que avanzan las testimoniales, que se obtienen pruebas, las pericias, la autopsia se irán achicando las hipótesis para saber si hubo uno o dos autores y las razones de por qué fue asesinado”, agregó el funcionario.
El ministro explicó que están abocados a la reconstrucción de las últimas horas de la víctima: “Queremos determinar qué hizo luego de dejar a su amigo en su casa, también determinar si cuando lo vieron parado al costado del Corredor era porque estaba parado en el semáforo o estacionado. Son un montón de piezas sueltas que forman parte de un rompecabezas en manos del fiscal”.
Muerte y dudas. El hecho se produjo ayer por la madrugada entre las 2.30 y las 2.45, en el Corredor del Oeste y calle Pellegrini, en la localidad mendocina de Godoy Cruz. Marcelo Derpich tenía 46 años y más de una década trabajando como abogado. En la actualidad se desempeñaba como defensor oficial.
Un llamado al 911 alertó a la Policía. “En principio todo indicaba que era un homicidio culposo o un accidente seguido de muerte porque el vehículo estaba frente a un auto como si se hubiera estrellado contra un árbol”, comentó Fozzatti. Pero después, al revisar el cuerpo sin vida del hombre, que se encontraba en el interior, descubrieron que tenía un impacto de bala en el costado derecho, debajo
de la axila.
Los investigadores del caso creen que unos 200 metros antes de que la camioneta chocara contra el árbol, una persona se sentó en el asiento del acompañante. Sin embargo, no se descarta que esa persona haya subido mucho antes. Un testigo declaró que vio descender del vehículo a un hombre después del impacto. Y que se fue caminando. En la zona del ataque hay cámaras de seguridad, pero por la oscuridad de la noche no se registró nada claro.
Fuentes policiales explicaron que la línea investigativa más fuerta apunta a un crimen en ocasión de robo. La camioneta quedó con el frente destrozado y las ruedas delanteras atrapadas entre el cordón y un árbol. Se activaron los airbags, dando una señal de la violencia del impacto. El caso quedó en manos de la magistrada Alejandra Mauricio, que conoce a Derpich porque trabajó hace años con ella como secretario. Además del fiscal de instrucción Horacio Cadile.