viernes, 6 de septiembre de 2013

Fayt: "Hay mucha corrupción, gente que se enriquece con los puestos"

El magistrado de la Corte Suprema expresó su preocupación por lo que sucede en el país. Consideró que "no hay líderes auténticos".

 Habló de la Ley de Medios y se defendió de las críticas por su edad.

Durante un homenaje que le realizaron en la Federación Argentina de Colegios de Abogados, el juez Carlos Fayt exaltó la función de los asesores letrados y lanzó duras críticas a la clase política.
"La abogacía es un apostolado, es el hombre que tiene que luchar permanentemente por la justicia, por la libertad, por los derechos humanos, porque no haya manipulaciones ni corrupción", indicó el ministro de la Corte Suprema. "Hay mucha corrupción, hay gente que se enriquece con los puestos, el país está en una situación desconocida. Ustedes lo saben bien", disparó.
En el mismo sentido, Fayt apuntó: "Un amigo mío dijo 'Pobre patria mia'. Me duele eso, no puede haber una pobre Patria mía; tiene que ser una grande, una noble Patria mía. Hay que luchar y defender la República".
Luego el magistrado instó a los colegiados a "realizar una tarea enorme". Y de inmediato apuntó contra la dirigencia: "El país no tiene partidos políticos ni líderes auténticos. ¿Dónde están los grandes líderes? ¿Dónde están los grandes partidos?".
Con respecto a la Ley de Medios, Fayt señaló que "no sería conveniente que la Corte resuelva (el tema) antes del mes de octubre", en alusión a las elecciones legislativas que se llevarán a cabo el 27 de ese mes. "Mi opinión es personal y no la vamos a decir. Hemos resuelto esperar", completó.
Finalmente, el juez de la Corte Suprema respondió a las críticas que en su momento le hizo el kirchnerismo, porque no se retiraba pese a su edad. "Les doy un consejo, no cumplan 95 años y sigan trabajando de las 6 de la mañana hasta las 7.30 de la tarde, teniendo el boliche abierto nada menos que de la Corte Suprema", indicó al auditorio.
"Yo lo hago, la naturaleza me ha cobrado caro las deudas, pero tengo la fuerza necesaria para realizar mi tarea desde la mañana a la noche y estar contento. No falté a ninguna audiencia en estos 30 años. No hay ningún hombre que haya estado tanto tiempo en la Corte Suprema", finalizó.