lunes, 2 de septiembre de 2013

El 25% de las empresas planea hacer este año un ajuste de personal

Por la baja en las ventas y la incertidumbre económica, cada vez más firmas reconocen que habrá despidos, suspensiones y adelantos de vacaciones

Posiciones vacantes que permanecen sin cubrir por tiempo indefinido, reducción de horas extras o de programas de capacitación, adelanto de vacaciones y, en no pocos casos, despidos, suspensiones o procedimientos preventivos de crisis. Movidas por la incertidumbre, la situación macroeconómica, el alza de los costos salariales o la caída en sus ventas, cada vez más empresas argentinas están recortando sus gastos en personal. La principal consecuencia de esta tendencia, reflejada en una encuesta de la firma SEL Consultores que abarcó a distintos sectores, es la escasa creación de puestos de trabajo, algo que aparece incluso en las cifras oficiales.
En 2012, por pedido de las propias empresas que participan del estudio, SEL introdujo en su encuesta continua sobre gestión competitiva de recursos humanos una serie de preguntas sobre las medidas que las compañías líderes del país están tomando para reducir sus gastos en personal. Este año, según los resultados de la última encuesta, la incidencia de ese tipo de medidas se acentuó. "Estamos viendo una agudización de las medidas de contención de costos", dijo María Laura Calí, directora de SEL. Añadió que "el argumento que dan las empresas es que, por la coyuntura incierta, la situación macroeconómica o una caída en sus ventas, no quieren incurrir en nuevos gastos".
Según la encuesta, que se lleva a cabo todos los meses y en la que participan más de 150 empresas líderes de distintos sectores económicos, una de cada cuatro compañías instrumentó o está considerando instrumentar alguna decisión que en la consultora califican de "drástica".
Entre estas medidas destacan los despidos por razones económicas y los procedimientos preventivos de crisis. Un 15 por ciento de las compañías encuestadas tomó alguna de estas acciones y un 5 por ciento adicional está considerando hacerlo. En 2012, esas tasas fueron de 9 y 4 por ciento, respectivamente.
Otras medidas "drásticas" adoptadas por las empresas en materia de su personal son la reducción de horas extras (la mitad de las firmas encuestadas lo hizo) y la suspensión de algún turno de trabajo (por lo general, estas suspensiones son definitivas, es decir, no se vuelve a implementar el turno suspendido).
Frente al año pasado, el porcentaje de las empresas que tomaron o están dispuestas a tomar alguna medida "drástica" de contención de costos registró un aumento de 5 puntos porcentuales.
Otra manera que las empresas han encontrado para reducir sus costos -y que repercute directamente en la generación de nuevos empleos- es no cubrir las posiciones que quedan vacantes.
En la actualidad, según la encuesta de la consultora SEL (Sociedad de Estudios Laborales), "un tercio de las compañías líderes no están cubriendo sus posiciones vacantes". De hecho, el 10 por ciento de las empresas opta por eliminar esos cargos.

Presupuestos en análisis

César Contino, socio gerente de CONA Consultores, firma especializada en colocación de personal y gestión de nóminas salariales, da fe de esa situación: "Hay una disminución del orden del 20 por ciento en los pedidos para cubrir vacantes. Las empresas están revisando sus presupuestos para reducir algunas partidas. Los gastos que enfrentan son mayores y en muchos casos no se cubren los objetivos de ventas", dijo.
Según Contino, la baja en los pedidos para cubrir vacantes fue especialmente notoria en julio. Los resultados de la encuesta de SEL Consultores corresponden a ese mismo mes.
Sin embargo, informes del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) muestran que la escasa generación de empleos en el sector privado viene desde un período anterior.
Según el organismo oficial, en el primer trimestre del año hubo 6.341.055 puestos de trabajo registrados en el sector privado, apenas 0,29 por ciento más que en el mismo período de 2012. En el cuarto trimestre de ese año, la variación interanual directamente fue negativa, con una baja del 0,12 por ciento.
Sin llegar al extremo de despedir o suspender personal, dos de cada tres empresas consultadas por SEL (25 puntos más que en 2012) tomó o piensa tomar alguna medida "de menor criticidad".
Entre este tipo de acciones, las más comunes son la reducción de la inversión en capacitación (21 por ciento de las empresas tomó esta medida) y la implementación de programas de retiro anticipado. Esta medida, que implica la separación de las personas próximas a la edad jubilatoria a cambio de un pago (o un programa de pagos) acordado, fue adoptada por el 20 por ciento de las empresas, 12 puntos más que en 2012.
También se están adoptando otras acciones, como adelantar vacaciones, tercerizar algunas tareas y reducir servicios complementarios (snacks, café, diarios) o beneficios (regalos, festejos, almuerzos). En opinión de Contino, la baja en los programas de capacitación y en los eventos empresariales se notará, con especial fuerza, en los últimos meses de este año.
 
 

Costos compartidos

María Laura Calí, directora de SEL, en tanto, destacó que el 21 por ciento de las empresas consultadas están compartiendo ciertos servicios -como la gestión de compras, cobranzas y recursos humanos- a nivel regional, lo que implica una menor cantidad de puestos de trabajo en el país. "Es una consecuencia del aumento de los costos laborales" para las empresas, dijo la especialista.
Un reciente informe de la Unión Industrial Argentina (UIA) muestra que en el sector fabril los costos salariales aumentaron en torno al 30 por ciento anual en los últimos tres años.
Según la encuesta de SEL, si bien la contención de costos laborales es una tendencia generalizada entre las compañías de los distintos sectores económicos, en las empresas de consumo masivo (categoría que incluye, sobre todo, a firmas industriales) y de producción de bienes durables la incidencia de esas medidas es marcadamente mayor.
"En esos sectores, la incidencia es creciente y con tendencia alarmante en algunas medidas", dijo Calí. Contino coincidió en que en esas ramas fabriles muchas empresas están revisando sus presupuestos.