martes, 3 de septiembre de 2013

Comienza a materializarse el terror de Cristina en el Congreso

El diputado fueguino Rubén Sciutto se fue del bloque de Diputados del FpV y no descartó su pase al massismo. 

Sí lo había confirmado el santafecino 'Cachi' Martínez. También se especula con el salto de Facundo Moyano. El mayor terror de la Casa Rosada no se limita sólo a qué cantidad de bancas puede conseguir en octubre, sino también cuánto se puede perder de lo que ya existe, en manos del peronista vencedor. Sciutto anticipó más fugas.
Una de las mayores preocupaciones del Gobierno Nacional en materia política es cuál será su poder de fuego parlamentario después de lo que las encuestas asegurán será una derrota del Frente para la Victoria en las elecciones legislativas de octubre. 
 
Las PASO mostraron la erosión del apoyo a la administración de Cristina Fernández. Aún así, aquellos resultados preliminares sólo evidenciaban un achicamiento de la mayoría cristinista en diputados y senadores. Aunque precaria, seguía siendo una mayoría. 
 
Pero cualquier dirigente peronista puede anticipar que mantener dicha mayoría equivale a la nada misma si quien gobierna es un perdedor. "En el peronismo se perdona todo, menos la derrota", reza el dicho popular justicialista. 
 
En la Casa Rosada no lo desconocen y por ello el mayor terror no se limita sólo a qué cantidad de bancas el FpV puede conseguir en octubre, sino también cuánto se puede perder de lo que ya existe en el recinto.
 
La amenaza permanece latente porque hoy en día es un peronista quien goza de las mieles de la victoria: Sergio Massa. Y entre un peronista ganador y otro perdedor, ¿por cuál se inclina el espíritu de supervivencia justicialista?
 
Signos de éxodo ya comenzaron a verse en la Cámara de Diputados haciendo más palpable el terror de la Presidente en el tramo final de su mandato. 
 
El fueguino Rubén Sciutto confirmó horas atrás su alejamiento del bloque oficialista bajo el argumento de que el "el peronismo" ha sufrido el "desinterés" por parte del FpV.  Sciutto dijo a la prensa de Tierra del Fuego que la estructura cristinista prestó apoyo "a otro compañero del bloque" en desmedro suyo. 
 
Sciutto no confirmó su pase al Frente Renovador de Sergio Massa, aunque tampoco lo descartó. Consultado por Radio Nacional Ushuaia Sciutto dijo: “voy a ocupar un espacio peronista que tenga futuro, no sé si será ese (el massismo) o será otro, tengo diálogo con muchos dirigentes a nivel nacional y no voy a tener problema en seguir dialogando con muchos de ellos. Tengo una excelente relación con todos, incluso con la mayoría de los integrantes de mi bloque, no con los fueguinos”.
 
Sciutto también lanzó una advertencia al bloque oficialista respecto a la posible fuga de aliados.  “No creo que sólo estén perdiendo mi banca, hay que ver qué ocurre con las otras fuerzas políticas que lleguen, esto por un error de estrategia quizás marcada por el propio egoísmo de algunos dirigentes que solo pensaban en su sector y no el interés del FPV a nivel nacional”, anticipó.
 
Otro que pegó el salto fuera del FpV, pero que ya aterrizó en el massismo, es el santafecino Oscar 'Cachi' Gutiérrez.  "Yo ya estaba afuera del Frente para la Victoria. Hace tiempo que no asistía a las reuniones de bloque y marqué diferencias en la votación de distintos proyectos en el Congreso, como la ley de blanqueo de capitales o los proyectos de reforma a la Justicia”, relató días atrás al diario El Litoral para explicar su alejamiento.
 
También estaría próximo a engrosar el bloque del Frente Renovador Facundo Moyano. El hijo del camionero Hugo Moyano tiene buen diálogo con el intendente de Tigre, e incluso su padre ya anticipo las posibilidades de acercamiento. 
 
Hubo otras bajas en el bloque del FpV, como las del riojano Jorge Yoma, los bonaerenses Omar Plaini y Mabel Muller, y la santacruceña Blanca Peralta
 
Los casos de Sciutto, Martínez y Moyano son muy significativos porque además tienen mandato hasta 2015. Es decir, de confirmarse todos los pases, el massismo contaría con ese apoyo (de perdurar) durante 2 años. 
 
Otros que se fueron del  más temprano son los diputados misioneros que responden al gobernador Maurice Closs. Sin embargo, Closs dejó en claro que no tiene nada que ver con el massismo (aunque su partido se llame de la misma forma) y que mantendrá su alianza con el cristinismo. 
 
Por el momento, aunque ajustado, el FpV y sus aliados mantendrían quórum propio en Diputados. Pero es algo difícil de garantizar para después de octubre. Sobre todo si Massa consigue estirar su ventaja, lo que le daría alguna banca más, y si se profundiza el éxodo tras lo que puede ser una dura derrota del oficialismo a nivel nacional.