domingo, 25 de agosto de 2013

Polémica en Montevideo por la entrega a Cristina Kirchner de las llaves de la ciudad

Dirigentes del Partido Nacional se oponen al reconocimiento argumentando que el Gobierno argentino ha tomado decisiones que perjudicaron a Uruguay.

MONTEVIDEO. Justo cuando la presidenta Cristina Fernández recoge la peor evaluación y simpatía de los uruguayos, el gobierno de Montevideo se dispone a distinguir a la jefa de Estado, en un acto que, apenas se anunció, despertó críticas de la oposición y comentarios irónicos en las redes sociales.
En las últimas horas, la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) comunicó que "la intendenta Ana Olivera entregará la Llave de la Ciudad a la presidenta de la República Argentina, Cristina Fernández, el martes 27 de agosto a la hora 13:30". Eso está previsto en un acto en la planta de refinería de petróleo de la empresa estatal uruguaya ANCAP.
Esta empresa, la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland es la que tenía estaciones de servicio de nafta de Buenos Aires que generaron millonarias pérdidas al Uruguay, debido a la política de precios que le impuso el gobierno kirchnerista.
El presidente de la petrolera estatal, Raúl Sendic, amigo personal del presidente José Mujica, trata de acercar posiciones con el gobierno argentino e invitó a Cristina Fernández a la inauguración de esta planta.
La intendencia, dirigida por una docente que es dirigente del Partido Comunista, decidió aprovechar el acto para realizar esa distinción.
El acto será días después de la divulgación de una encuesta sobre la opinión de los uruguayos respecto a los presidentes de Estados Unidos, Argentina, Brasil, Chile, Paraguay, Bolivia y Venezuela, en la que Fernández de Kirchner fue la peor evaluada.
"Jamás había visto una calificación promedio tan baja'', dijo Alain Mizrahi, director de Radar, la consultora que realizó la encuesta.
Con una escala de puntaje de cero (pésimo) a diez (excelente), la presidenta argentina obtuvo 3,1 puntos.
El ranking quedó con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama al tope con 6,0 puntos, seguido de la brasileña Dilma Rousseff (5,9), el chileno Sebastián Piñera (5,3), el boliviano Evo Morales (5,2), el paraguayo Horacio Cartes (4,4), el venezolano Nicolás Maduro (4,1) y la argentina Fernández (3,1).
Al conocerse que el gobierno de Montevideo le hará esa distinción a Cristina, el diputado Jorge Gandini, pre-candidato a intendente por la capital, por su Partido Nacional, fue duro: "Si Ana Olivera le entrega las Llaves de la Ciudad a Cristina K, hay que cambiar la cerradura, por las dudas ...".
En redes sociales, otros dirigentes e incluso periodistas, escribieron ironías como que esa llave es simbólica y "no sirve para abrir bóvedas", en alusión a cajas de seguridad para guardar dinero.
El dirigente juvenil del Partido Nacional, Andrés Capretti, dijo que si "le van a entregar las llaves de la ciudad a CFK", deberían hacer "cinco copias, para Boudou, Fariña, Elaskar, Lázaro Báez y Aníbal Fernández".
El diputado blanco, Javier García, opinó que "no se le otorgan las llaves de la capital a quien agrede al país", en referencia a varios asuntos bilaterales que Uruguay tiene trancados por decisiones políticas argentinas, como en energía, infraestructura portuaria, entre otros.
La decisión de entregarle las llaves de Montevideo a la presidenta argentina Cristina Fernández continúa generando polémica. El Espacio 40 del Partido Nacional repudió la condecoración y aseguró que Fernández perjudicó a Uruguay.