domingo, 4 de agosto de 2013

Impulsor de marcha contra el Gobierno, retenido al colgar bandera en la Rosada

Maximiliano Mai fue detenido por la seguridad de la sede gubernamental. El joven explicó a Infobae que quiso desplegar un lienzo que promovía la manifestación contra el Gobierno, con una frase del Papa. A las 20.30 fue liberadoEn abril había colgado otra bandera.

El joven apresado relató a Infobae que lo único que pretendía era expresar su opinión, pero la seguridad de la Rosada se lo impidió.
"Quería desplegar una bandera que tiene una frase del papa Francisco: 'Hagamos lío'; en el momento en que intentaba hacerlo, me dieron un golpe y me la sacaron", le contó Maximiliano Mai a este portal.
En la foto que ilustra la nota se puede ver el momento previo a la detención, cuando el joven se preparaba para colgar la bandera que provocó el incidente.
El lienzo promovía la marcha del #8A y también llevaba escrita la frase "Basta de corrupción". "La quería mostrar para que la gente salga a hacer lío, a enfrentar las injusticias", argumentó Maximiliano.
"Hay gente que vio lo que sucedió. Incluso estuve retenido junto a una persona que fue como testigo. Yo no quise romper nada ni generar problemas, sólo intenté expresarme libremente, pero no me lo permitieron", resumió Mai, que no tiene claro en qué zona de la Casa de Gobierno estuvo: "Era un lugar adentro de la Rosada, pero no sé exactamente dónde era".
Entre las 19 y las 19.30, el joven fue trasladado a diferentes dependencias de la Casa de Gobierno. Sobre las 19.45 supo que habían decidido trasladarlo a una comisaría de la zona.
Alrededor de las 20.30 Maximiliano recuperó la libertad y agradeció las numerosas muestras de apoyo que recibió a través de internet.
"El personal de seguridad me comentaba el lío que se armó en las redes sociales y en ese momento me sentí Mayoría, uno entre todos, invencible! ¡Gracias de corazón! Sin ustedes era boleta (sic) seguro. CON FUERZA Y SIN MIEDO, SIGAMOS HACIENDO LÍO!", escribió Mai en su cuenta de facebook, minutos después de ser liberado.
En abril de este año, esta misma persona se asomó al balcón de la Casa Rosada y colgó una bandera que decía "2015 va sin K". Luego de ese episodio denunció que recibió intimidaciones y desconocidos entraron en su domicilio.