jueves, 8 de agosto de 2013

El cacerolazo del 8A se manifestó frente a la Casa Rosada

La protesta mostró menos adhesión que en otras oportunidades; los manifestantes se aglutinaron en la Plaza de Mayo; las principales consignas fueron contra la corrupción y la inseguridad.

on menos fuerza que en otras ocasiones, los manifestantes convocados por el denominado 8A marcharon desde el Obelisco hasta la Plaza de Mayo con consignas de repudio al Gobierno. La marcha se realizó tres días antes de las elecciones primarias y al filo de la veda electoral.
Pasadas las 21, la protesta se concentró sobre la calle Bolívar y las cacerolas se oyeron frente a la Casa Rosada. Otros manifestantes eligieron movilizarse a través de Diagonal Norte con carteles con la consigna: "Basta de corrupción 8A". Un grupo optó por manifestarse con velas, en solidaridad con las víctimas de la trágica explosión de Rosario.

 
Con menor adhesión que en otras oportunidades, los manifestantes convocados por el 8A marcharon desde el Obelisco hacia la Plaza de Mayo.  Foto:  Reuters 
Foto 1 de 19

Contra la corrupción

En la protesta, primó el reclamo en repudio a la corrupción, seguido por las consignas contra la inseguridad y la inflación. En esta ocasión, la marcha no contó con la presencia de dirigentes de la oposición.
Momentos antes de congregarse en la Plaza de Mayo, por la avenida 9 de Julio, habían desfilado pacíficamente filas de caceroleros con una extensa bandera argentina. A pesar de la marcha, no se vio afectado el servicio del Metrobus y permaneció liberada la avenida Carlos Pellegrini para la circulación vehicular.
A las 20, al inicio de la movilización, en Santa Fe y Callao, un grupo se había aglutinado detrás de una pancarta con la consigna "Stop Corrupción", mientras que otro se había mostrado con disfraces de la presidenta Cristina Kirchner y el vicepresidente Amado Boudou, entre otros funcionarios, vestidos de presos.
A pesar del duelo nacional de dos días que ayer había decretado la Presidenta por la trágica explosión en un edificio de Rosario, los organizadores de la protesta decidieron no dar de baja a las manifestaciones. Uno de ellos señaló: "El 8A no es una fiesta, por eso no correspondía suspenderlo". Quienes convocaron a la marcha a través de las redes sociales, en las últimas horas sumaron la consigna: "No más muertes inútiles".

También en Olivos y La Plata

En Olivos, un grupo de manifestantes se concentró frente a la residencia presidencial. Con banderas argentinas y pancartas, los participantes entonaron el himno frente a la entrada de la avenida Maipú de la quinta, en sintonía con el reclamo que se realizó en otros puntos del país.
En La Plata, los caceroleros se reunieron frente a la sede del Palacio Municipal con reclamos contra el Gobierno tras la inundación que afectó a la zona en abril pasado. "Los muertos de la inundación siguen escondidos" e "Inundados, indignados por la falta de justicia", decían algunas de las pancartas de los ciudadanos que se concentraron en la calle 12, entre 51 y 53, con banderas celestes y blancas.