lunes, 15 de julio de 2013

Se agrava la situación de Jaime, el juez Bonadio lo declaró "en rebeldía"

El 30 de julio debe asistir a un debate oral y público, pero el ex secretario de Transporte sigue prófugo. Por la mañana, el fiscal pidió su “inmediata detención” para que no evada su presentación.

Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte, fue declarado "en rebeldía" por el juez federal Claudio Bonadio, debido a que el funcionario continúa prófugo luego de que se lo procesara con prisión preventiva y dictaran una orden de detención.
Mientras, la defensa del ex funcionario de Néstor y Cristina Kirchner apeló el procesamiento y el rechazo del magistrado al pedido de exención de prisión, según difundieron fuentes judiciales.

Por la mañana, el fiscal federal de Cámara de la ciudad de Córdoba, Maximiliano Hairabedian, solicitó la captura inmediata del aún prófugo ex funcionario kirchnerista Ricardo Jaime, quien el 30 de julio debería ser juzgado en la capital provincial por tentativa de sustracción de pruebas durante un allanamiento.

Para esa fecha estaba previsto el inicio del juicio contra el ex secretario de Transporte de la Nación, en una causa por tentativa de sustracción de pruebas durante un allanamiento a uno de sus domicilios, vinculadas a la investigación que por “enriquecimiento ilícito” lleva adelante el fiscal federal de Buenos Aires Carlos Rívolo.

Ante la posibilidad de que el juicio se postergue y al no presentarse Jaime ante el juez Claudio Bonadio, el fiscal solicitó “la inmediata detención”, según publica el sitio web del diario La Voz del Interior.

Un dato que surgió de esta causa es que después de fijar domicilio en Villa Carlos Paz, el ex funcionario cambió de dirección y comunicó al Tribunal Oral 2 que residía en calle Heriberto Martínez 6061 (ex 48) de barrio Villa Belgrano, en Córdoba.

Hairabedian le solicitó al Tribunal Oral que "ordene la inmediata detención y oficio de captura del acusado en este proceso, atento a que es de público conocimiento que el nombrado ha desaparecido de sus domicilios y no puede ser ubicado”. Ante esta situación, “es evidente que peligra la continuación del proceso y especialmente la realización del debate oral y público que debía comenzar el 30 del corriente”, explicitó el fiscal.

El juicio que debería iniciarse en Córdoba está vinculado con un procedimiento del año 2007, oportunidad en que Rívolo ordenó el allanamiento de la casa de Jaime en procura de pruebas por la investigación de enriquecimiento ilícito.

El fiscal federal de Buenos Aires comisionó a una contadora que como perito analizaría la documentación que se encontrara en el domicilio requisado. Cuando policías de Córdoba revisaban un escritorio y advirtieron que había un abultado tarjetero, Jaime habría retirado varias tarjetas para evitar que se las llevaran, maniobra que fue advertida por el personal policial. Las tarjetas personales que pretendió sustraer Jaime lo sindicaban como socio gerente de la firma Cerro Motos.

Lo curioso del caso es que si bien dichas tarjetas fueron recuperadas, jamás llegaron a Buenos Aires y desde la justicia sospechan que hubo alguna "complicidad" policial. Testigo principal del juicio previsto para el 30 de este mes es la contadora que actuó en el allanamiento. La profesional se ofreció como testigo, pero manifestó que para la fecha del juicio no iba a estar en el país porque se iba a realizar estudios clínicos en el exterior.

En tanto, los abogados del ex funcionario K apelarán la negativa del juez Claudio Bonadio de eximirlo de prisión, mientras que desde el seno del Gobierno nacional piden “no opinar”, sobre la situación de Jaime.