miércoles, 31 de julio de 2013

La desconfianza, el ancla del Cedin para impulsar el mercado inmobiliario

Especialistas y operadores del sector señalaron a Infobae que el certificado no termina de seducir a los posibles interesados. El blanqueo suma adherentes a un ritmo más lento del esperado

A horas de cumplirse un mes del lanzamiento de los Certificados de Depósitos para Inversión (Cedin), este instrumento no logró recoger los adherentes que desde el gobierno nacional se esperaba. La clave pasa por la confianza o desconfianza de la gente, al menos eso demuestra el escaso volumen de operaciones concretadas desde su creación. 
Una encuesta reciente alerta que el 70% de los empresarios del sector cree que la exteriorización de capitales y los cedines no servirán para dinamizar el mercado, que arrastra casi un año y medio de caída en las ventas.
Transcurre la quinta semana del blanqueo de dólares y las suscripciones a los cedines superaron apenas los 10 millones de dólares. La cifra es muy lejana a los 4.000 millones  de dólares que espera captar el equipo económico (Hernán Lorenzino, Axel Kicillof, Guillermo Moreno, Mercedes Marcó del Pont y Ricardo Echegaray). El plan vence el 30 de septiembre.
Desde Reporte Inmobiliario, uno de sus directores, Germán Gómez Picasso, coincidió en plantear la influencia del factor confianza y que los cedines no generaron un atractivo para la gente.
“Había mucha esperanza en los comercializadores y ahora se dan cuenta que no tienen casi consultas. (Los cedines) vinieron para prolongar la agonía del sector inmobiliario”, advirtió.
En diálogo con Infobae, Gómez Picasso pronosticó que “en los últimos días puede llegar a haber un poco más de gente que se vuelque al blanqueo, porque la operatoria es interesante, pero van a ser pocos, con grandes sumas y para propiedades premium, por encima de los 500 mil dólares, que no va a mover el mercado inmobiliario”.
Por su parte, Daniel Artana, economista de la Fundación FIEL, cree que los pocos suscriptores al certificado se debe a que el instrumento "no termina de corregir todos los problemas que había en el mercado de la construcción". Si bien inicialmente tuvo la intención de deshacer el intento de pesificación forzosa de las propiedades, remarcó que, probablemente, persiste "mucha incertidumbre" en torno a los precios.
Pero no sería el único factor que conspira contra la herramienta. "Me parece que la gente estaba más para sacar capitales que para traer", comentó a este portal. Por lo tanto, destacó que la falta de adherentes al certificado en particular se debe también a"un problema de confianza general en la economía".
El economista Enrique Szewach, en tanto, explicó sobre el mecanismo del Cedin, que “el Gobierno tenía previsto que cuando circule masivamente usarlo como excusa para desdoblar el mercado, pero como no arrancó, eso quedó sumado a la lista de fracasos”.
Para Szewachen "puede haber desdoblamiento de mercado, puede haber un montón de cosas, pero el verdadero valor el dólar no es el oficial. Precio es lo que se paga cuando uno quiere conseguir algo", ejemplificó.
Durante un relevamiento que realizó Infobae por inmobiliarias de la zona de Palermo y Caballito, la mayoría coincidió en que la desconfianza se genera en cómo los dueños de las propiedades recibirán los dólares físicos contra los cedines entregados y cuál será su cotización.