martes, 9 de julio de 2013

Con violencia, la Policía le impidió al papá de Paulina Lebbos llegar a la Plaza

Pretendía llegar a la Casa Histórica para renovar sus denuncias contra el gobierno de Alperovich en torno a la investigación del crimen de su hija. Denunció que lo golpearon y le echaron gas pimienta.

Alberto Lebbos, el padre de Paulina, la estudiante tucumana cuyohomicidio en 2006 continúa impune, denunció este mediodía que policías de laprovincia lo golpearon y le echaron gas pimienta en los ojos cuando intentótrasponer un vallado colocado en una de las esquinas de la Casa de laIndependencia.

Lebbos, quien estaba acompañado de integrantes de unaagrupación de jubilados y de otra de familiares de víctimas de la impunidad,quería ingresar al sector reservado a las autoridades -dijo- para hacerles conocersus reclamos de esclarecimiento del crimen de su hija. La presidenta Cristina Fernández de Kirchner tenía previsto encabezar los actos centrales por el Día de la Independencia junto al gobernador José Alperovich en la Casa Histórica y luego en el Hipódromo de la capital tucumana.

"Desde temprano intenté acercarme a la zona, pero lospolicías tenían órdenes de no dejarme pasar", le contó Lebbos a Clarín."Luego, junto con periodistas, quise hacerlo por la esquina de 9 de Julio y San Lorenzo, pero recibígarrotazos, patadas y hasta me echaron gas pimienta en los ojos; hagoresponsable de todo ésto al gobernador (José) Alperovich", se quejó.

En una solicitada publicada hoy, Lebbos cuestionó la cercanía de Cristina con los funcionarios de Alperovich: "Usted compartirá los actos del 9 de Julio con los cómplices, encubridores y presuntos asesinos del horrendo e impune homicidio de mi hija Paulina. El verdadero pueblo estará en la Plaza Independencia". "Solicito me reciba, me escuche y ayude como lo hizo su esposo un 9 de Julio. El pueblo y yo la estaremos esperando también", finaliza la solicitada de Lebbos para Cristina.