domingo, 14 de julio de 2013

Capitales argentinos se mudan de los EE.UU. a Suiza para eludir a la AFIP

El Gobierno ya tiene setenta convenios de intercambio de información financiera y podría sumar más. Hay alarma empresarial ante las primeras 500 notificaciones al extranjero.

A pocas cuadras del Obelisco, un grupo de empresarios discutía días atrás una de sus principales preocupaciones: hacia dónde llevar el dinero que tienen en el exterior y que no declararon ante la AFIP, antes de que el ente recaudador extienda aún más los acuerdos de colaboración con otros países para ajustar el cerco contra la evasión. Eso sí, mal que le pese al Gobierno, no tienen en sus planes acogerse al blanqueo.
Con la lista en la mano de naciones que en la actualidad intercambian algún tipo de información con el organismo que conduce Ricardo Echegaray, un ejecutivo se sinceró con PERFIL: “Ya sabemos que hay convenios con Uruguay y España, pero lo más preocupante es que Estados Unidos también podría empezar a enviar datos este año si así lo decide el Congreso”.
Con este escenario, muchos empresarios con activos fuera del país apuntan como último refugio a Suiza, que tradicionalmente se ha mostrado renuente a brindar esa información y que no tiene acuerdos con naciones latinoamericanas. “Hay que llevar todo a allá”, sentenció desde un sillón un empresario que ya no se siente tan confiado en el territorio norteamericano y que, sin pensarlo, reinicia el viejo juego del ladrón y el policía pero en un escenario tan grande como el planisferio. El, como tantos otros, quiere estar a resguardo de posibles presiones oficiales para que exterioricen dinero o compren Cedin (Certificados de Depósito de Inversión) en el mercado secundario.
Dos días más tarde, en las oficinas de AFIP, la misma lista que preocupa a parte del sector privado estaba en las manos de Horacio Curien, subdirector general de Fiscalización del organismo. En diálogo con este medio, el funcionario detalló los avances sobre el intercambio de información para detectar casos de evasión y elusión fiscal. Mandó el mensaje: el fisco está mirando a todo el mundo, piensen en blanquear.
Según datos del organismo, hasta el momento se detectaron 1.512 personas físicas de nacionalidad argentina, con activos en el exterior, tanto declarados como no declarados. Del total de activos, el 50% se concentra en Panamá, 40% en Estados Unidos, aproximadamente 2% corresponde a Reino Unido, cerca del 1% a Nueva Zelanda, y el resto se reparte en otros lugares del mundo, mientras que el capital total no declarado en el exterior de argentinos ronda los US$ 400 MM, según estimaciones de Tax Justice Network.
Es por eso que el Gobierno busca avanzar en la caza de fondos en tiempos de sangría de divisas y cepo al dólar.
“Argentina, actualmente, accede –bajo diversos esquemas– a información de setenta países. Hay acuerdos cerrados de intercambio con veinte Estados, entre ellos Uruguay, Chile, Perú, España, Islas Caimán, Costa Rica y Bahamas.

También existen convenios para evitar la doble imposición –que una empresa tribute en dos países por el mismo concepto– con otros 16, y 53 gobiernos adhirieron a la Convención Multilateral de la OCDE que promueve el cruce de datos”, explicó Curien.
Es en este último grupo que se encuentra Estados Unidos, destino elegido por muchos argentinos para resguardar su dinero. Pero ese país aún tiene que ratificar el convenio. “Sabemos que existen sectores que pueden estar preocupados, porque si bien no está definida la fecha en la que se sume ese país, podría hacerlo este año. De todas formas, nosotros ya contamos con bases de datos norteamericanas, por ejemplo, de inmuebles en Miami y controlamos que hayan sido declaradas en la Argentina”, agregó .

Con respecto a Suiza, el hombre de la AFIP señaló que es cierto que hasta el momento fue difícil sellar un pacto para poder obtener información de argentinos con cuentas allí, pero existe un diálogo con las autoridades suizas, en ese sentido. “Ellos están interesados en acuerdos para evitar que sus empresas sufran una doble imposición y nosotros buscamos datos de nuestros contribuyentes, y esos temas ya se trataron en reuniones”, subrayó.
Entre los avances más importantes en materia de control, tributaristas destacaron el acuerdo con Uruguay, que tradicionalmente fue destino de ahorros de argentinos. Del otro lado del Río de la Plata, los pedidos de informes deben realizarse caso por caso. Para obtener documentación, el fisco debe justificar que el contribuyente está bajo inspección y que el fin es la recaudación.
Con España la trasmisión de datos es automática y de manera electrónica.