martes, 16 de julio de 2013

Afirman que para Jaime será "difícil sostener una situación de prófugo en el tiempo"

El fiscal que pidió su detención en Córdoba consideró que los abogados del ex secretario de Transporte están librando "una batalla legal" para demorar las causas en su contra

La Justicia aumenta la presión sobre Ricardo Jaime. Cuando ya se cumplen cuatro días de un primer pedido de detención contra el ex secretario de Transporte, y 24 horas después de que en Córdoba se emita un nueva solicitud de encarcelamiento, el fiscal federal cordobés Maximiliano Hairabedian, que lo investiga por sustraer pruebas, aseguró que a Jaime se le acaba el tiempo.
"Creo que es difícil sostener una situación de prófugo en el tiempo para una persona cuyo rostro es conocido para buena parte de la población", sostuvo Hairabedian esta mañana en radio La Red, apenas conocerse que el ex funcionario mantuvo ayer una conversación con su abogado Marcelo Brito y que negara presentarse voluntariamente ante la Justicia.
Hairabedian pidió ayer la detención de Jaime en una causa que llegará a juicio oral el próximo 30 de julio. El fiscal teme que la negación del ex funcionario de entregarse, como ya lo pidió Bonadio el viernes pasado, entorpezca el inicio del juicio.
Jaime será juzgado porque el 7 de junio de 2010, en Villa Carlos Paz, cuando la policía allanó la casa de Omaguacas 91 de Costa Azul, secuestró una tarjeta personal suya que desapareció. Se trataba de un allanamiento ordenado por el juez Norberto Oyarbide en la causa donde se investiga al ex funcionario por enriquecimiento ilícito.
Hairabedian apuntó contra la estrategia de la defensa del ex funcionario de las gestiones de Néstor y Cristina Kirchner. "Considero que los abogados van a dar una batalla legal a las órdenes de detención dictadas", señaló.