martes, 25 de junio de 2013

Mandela sigue en estado crítico y piden respeto por la sensibilidad y privacidad de su familia

El estado de salud del ex presidente sudafricano Nelson Mandela "no ha cambiado" desde el domingo y sigue siendo por lo tanto "crítico", anunció hoy el mandatario de Sudáfrica, Jacob Zuma.


 

En lo que fue la última actualización sobre la salud del premio Nobel de la Paz, Zuma dijo que los médicos hacen "todo lo posible" para que "se recupere y esté bien", y pidió respeto por la "sensibilidad, la dignidad y la privacidad" de la familia del héroe sudafricano.

"Debemos apoyarle a él y a su familia. Debemos demostrar nuestro amor y nuestro aprecio por su liderazgo durante la lucha por la liberación", declaró Zuma en un comunicado de prensa difundido hoy por la agencia de noticias EFE.

El jefe de Estado sudafricano reconoció también el papel de Mandela, de 94 años, como primer presidente negro del país en los "primeros años de libertad y democracia", y pidió que se mantenga vivo "su legado y se promueva la unidad" por encima de "razas y sexos" en el país.

Zuma también destacó el próximo cumpleaños de Madiba (nombre con el que se le conoce popularmente en Sudáfrica), que cumplirá 95 años el 18 de julio.

La efeméride fue declarada en 2009 por la ONU como el "Día de Mandela", y los sudafricanos la celebrarán dedicando a trabajos sociales y comunitarios 67 minutos, por los 67 años que Madiba pasó luchando contra el "apartheid".

"Debemos planificar todos qué haremos el mes que viene para nuestros 67 minutos de trabajo por el bien de la humanidad, tal y como nos pidió Madiba cuando se presentó la campaña del Día de Mandela", afirmó Zuma.

También hizo un llamamiento a convertir la celebración de este año en la edición "más multitudinaria" del "Día de Mandela".

La familia más cercana de Mandela se reunió hoy en la casa del antiguo estadista de la localidad de Qunu (sur del país) para abordar su situación.

El encuentro, en el que también participan miembros de la aristocracia de la rama Thembu del pueblo xhosa, a la que pertenece Mandela, fue convocado por sus hijas, informó la agencia de noticias local Sapa.

La visita de Obama

La ministra de Relaciones Exteriores de Sudáfrica, Maite Nkoana-Mashabane, confirmó hoy que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, no suspenderá su visita oficial a Sudáfrica el próximo fin de semana, pero que no visitará a Mandela.

"En mi país, a mi edad y a su edad, cuando la gente está enferma los dejamos tranquilos para que se recuperen", dijo la ministra a los periodistas, acabando así con las especulaciones sobre una posible visita de Obama al hospital donde tratan al ex presidente sudafricano.

"El (Mandela) estaría muy decepcionado si supiera que la vida se ha detenido en Sudáfrica (por el estado de su salud)", explicó la canciller.

No obstante, Obama pasará por la antigua prisión de la Isla de Robben donde estuvo Mandela para "rendir tributo a su extraordinario sacrificio", según la Casa Blanca, y acudirá después a un centro comunitario junto al arzobispo Desmond Tutu, que igual que Madiba luchó contra el régimen racista del "apartheid" y fue nombrado Premio Nobel de la Paz.

Obama aterrizará el día 28 de junio por la tarde en Sudáfrica, y está previsto que se reúna con su homólogo sudafricano el sábado 29, durante su estancia en Pretoria y Johannesburgo.