lunes, 24 de junio de 2013

Hallaron material genético del portero en las uñas de Ángeles Rawson

Para los peritos, la adolescente llegó a rasguñarlo y quedó con ADN de Jorge Mangeri, el único detenido. Las versiones.





Los investigadores que trabajan en la causa que investiga el asesinato de Ángeles Rawson confirmaron hoy que debajo del dedo índice de la mano derecha, en las uñas de la adolescente, hallaron material genético de Jorge Mangeri, el portero del edificio y único detenido.
De esta forma, Mangeri quedó más comprometido con la causa ya que la principal hipótesis que manejan los investigadores es que Ángeles llegó a rasguñar a su asesino en un intento de defensa previo a perder su vida, confirmaron fuentes de la investigación a la agencia Télam.
Si bien el juez esperaba los resultados para las 16 horas de hoy, la información trascendió una hora antes. Ahora sólo resta saber a quiénes pertenecen los dos perfiles masculinos hallados en una de las cuerdas que tenía el cadáver de la adolescente asesinada en los pies ya que aún no fueron cotejados.
Las dos versiones. Al ser hallada la primera prueba que compromete a Mangeri las principales líneas de investigación lo dan como autor material del causal de muerte (ya que, según confirmaron estudios anteriores, la joven murió por la compactación del camión de basura y no por ahorcamiento).
Esa versión apunta que el portero interceptó a Ángeles en el hall de entrada del edificio ya que la adolescente no llegó a ingresar a su departamento.
A su vez, la familia del detenido sostiene que Mangeri fue víctima de apremios ilegales por parte de personal parapolicial y por eso se autoincriminó cuando prestaba declaración en calidad de testigo. Esa línea quedó desencajada luego de que trascendiera este resultado de ADN ya que las muestras se obtuvieron el mismo martes 11 de junio cuando apareció su cuerpo en la CEAMSE de José León Suarez. En ese momento no había sospechosos.
El caso. Angeles fue encontrada asesinada con dos vueltas de hilo sisal enrollado en el cuello y su cabeza cubierta con una bolsa. Los estudios determinaron que murió por aplastamiento dentro de un camión compactador de basura y no fue violada.
La chica había desaparecido el día anterior, cuando regresaba de una clase de gimnasia realizada en el predio de la CEAMSE de Colegiales y quedó filmada llegando a su edificio de la calle Ravignani 2360, en Palermo, por cámaras de seguridad de la misma cuadra.
De esa manera la fiscal se convenció de que el crimen se habría realizado adentro del edificio. Mangeri fue detenido la madrugada del sábado 15 de este mes cuando fue llevado a declarar por la fuerza pública y, según se informó oficialmente, frente a la fiscal, en el marco de una declaración testimonial, dijo "soy el responsable de lo de Ravignani 2360, fui yo", aunque luego, en dos indagatorias, se negó a declarar.
Se espera que hable su defensa, liderada por el abogado Miguel Angel Pierri en las próximas horas.